Central hidroeléctrica Lircay ofrece primeros bonos de carbono nacionales a Fundación Chile

Central hidroeléctrica Lircay ofrece primeros bonos de carbono nacionales a Fundación Chile

Los bonos transados en el mercado voluntario corresponden a esta central de pasada de la VII Región, que no almacena agua, sino que ejecuta los desvíos necesarios del recurso hídrico, generando energía limpia y sin contaminantes para la zona del Maule.

Por primera vez en el mercado de compensación de emisiones en Chile se dispondrá de un proyecto nacional de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Se trata de la central hidroeléctrica Lircay, inaugurada el año 2009, y que destaca por ser la primera del país que tiene un funcionamiento dual: regar campos y generar energía limpia a través del Sistema Interconectado Central (SIC).

Ubicada en el sector denominado “La Calor” de la comuna de San Clemente, VII Región del Maule, la central Lircay significó una inversión cercana a los US$ 35 millones, provenientes del International Finance Corporation y el banco noruego DnBNor. Con una potencia instalada de 19 MW, la central garantiza el suministro a unas 60 mil personas gracias a las aguas de canales de propiedad de la Asociación Canal Maule. La hidroeléctrica es una central de pasada, que no almacena agua, sino que aprovecha los desniveles naturales de los canales de regadío para producir una energía limpia, libre de combustibles fósiles, para luego devolver las aguas a los canales de riego en la zona del Maule.

Según Carl Weber, Gerente General de Hidromaule, “este proyecto marca un hito en el aprovechamiento de energías dentro de sistemas de regadío, que causando mínimos impactos locales, contribuye a disminuir los negativos efectos globales del calentamiento de la tierra producto de las emisiones de CO2.”.

Los certificados de reducción de emisiones serán adquiridos por el Programa Carbono Neutral de Fundación Chile, los que se encuentran registrados bajo el VCS-2007 (Voluntary Carbon Standard). Esto permitirá compensar las emisiones en una cifra cercana a las 60 mil toneladas de CO2.

Para Aldo Cerda, gerente del Área Forestal y Econegocios de Fundación Chile, “esta transacción viene a complementar nuestros esfuerzos de reatailización del carbono en el mercado nacional al disponer de proyectos nacionales que den origen a los certificados que ofrecemos a personas y empresas para compensar su huella de carbono.

La empresa Hidromaule S.A., propietaria de la Central Hidroeléctrica Lircay está constituida por los socios italianos Sorgent.e SRL y un grupo de ejecutivos chilenos agrupados en EAA, Empresa Austral Andina. Su aliado estratégico es la Asociación de Canalistas del Maule, constituido por alrededor de 2 mil accionistas.

La central Lircay se encuentra operativa desde octubre de 2008 y tiene una vida útil de 50 años, durante los cuales aportará aproximadamente 130 Gigawatt-hora anuales (el equivalente del abastecimiento de una ciudad como Curicó) al Sistema Interconectado Central. La Central cuenta con un canal de aducción de 3 km de longitud con un caudal de diseño de 22 m3/s, una tubería de presión y dos turbinas Francis acopladas a sendos generadores de 9,5 MW, donde cada uno transforma la energía cinética del agua en energía eléctrica.

Fuente: La Tercera